Los animales sin hogar buscan adopción y cuidado

Desde 1992, la Sociedad Internacional de los Derechos de los Animales (ISAR por sus siglas en inglés), ha promovido que el tercer sábado de agosto se celebre el Día Internacional del Animal sin Hogar. El principal objetivo es brindar una solución al problema de la sobrepoblación de animales domésticos que se encuentran en la calle.

Desde 1992, la Sociedad Internacional de los Derechos de los Animales (ISAR por sus siglas en inglés), ha promovido que el tercer sábado de agosto se celebre el Día Internacional del Animal sin Hogar. El principal objetivo es brindar una solución al problema de la sobrepoblación de animales domésticos que se encuentran en la calle.

 

El abandono de las mascotas

 

En todo el mundo, las cifras de animales de compañía que son abandonados o viven en la calle son realmente alarmantes. En 2014 la Fundación Affinity reveló que tan solo en España se abandonan 16 animales domésticos cada hora, lo que equivale a más de 140 mil mascotas al año.

 

Existen tres razones principales por las cuales las personas abandonan a sus mascotas.

 

Problemas económicos. Muchas personas adoptan o adquieren una mascota, sin contemplar el nivel de gasto y mantenimiento que conlleva. Los animales necesitan ser alimentados, vacunados, bañados, desparasitados, así como recibir otros tipos de tratamiento o cuidado. Cuando algunos dueños caen en cuenta de toda la inversión que acarrea, prefieren dejar al animal en la calle.

 

Descontrol de natalidad. Esto ocurre principalmente en aquellos dueños que tienen una hembra, bien sea gata o perra. Si la mascota no se adquiere con fines reproductivos es recomendable esperar el segundo celo para esterilizarla y así evitar la llegada de camadas inesperadas.

 

Desconocimiento del animal. En este caso, lo que causa el abandono es lo demandante o inmanejable que llega a ser el animal. Por ejemplo, ocurre cuando se le regala un gato de angora a un niño, pero luego se descubre que el pequeño es alérgico al pelo de gato.

 

3 acciones concretas: Adoptar, cuidar, esterilizar

 

La sobrepoblación de animales de compañía y el abandono ocasionan el abarrotamiento de los refugios de animales. Pero esa situación se puede prevenir en tres pasos.

 

Adopta. En las perreras y refugios, millares de perros y gatos esperan un nuevo hogar. La mayoría de estos animales tuvieron la mala suerte de que, al crecer o hacer travesuras, sus dueños ya no los quisieron y los dejaron en la calle. Ahora esperan una nueva oportunidad, bajo el cuidado de personas responsables.

 

Cuida. Es necesario hacerse cargo de todas las necesidades físicas y psíquicas de tu mascota: alimentación balanceada, agua fresca, un lugar seguro donde dormir, suficiente espacio para moverse, un paseo diario, juegos para entretenerse y hacerle compañía. Si por motivo de viaje u otros no puedes cuidarlo por unos días, déjalo con alguien de confianza, que sepa de animales de su especie; o búscale una guardería especializada. Cuídalo como se merece todo ser vivo.

 

Esteriliza. Es una manera efectiva de controlar la sobrepoblación de perros y gatos. Con una operación rutinaria, tu mascota dejará de tener celo, cesará el marcaje territorial (orinar en ciertos lugares de la casa) y se podrá desarrollar con toda normalidad. Esterilizarlo es hacerte responsable no sólo por su salud sexual, sino también por un problema público de sobrepoblación y abandono. Si bien puedes tratar de buscarles hogar a los cachorros de tu perra o gata, nunca podrás estar totalmente seguro de que el cachorro llegará a un buen hogar, donde lo cuidarán hasta el fin de sus días.

 

¿Qué podemos hacer para conmemorar este día?

 

Las organizaciones que velan por el cuidado y derechos de los animales a nivel mundial, suelen organizar en esta fecha distintas actividades, tales como: campañas de adopción de mascotas, jornadas de vacunación, castración y esterilización, charlas en los colegios y en clínicas veterinarias, distribución de folletos informativos, programas de radio, exposiciones y colectas benéficas.

 

Todos podemos colaborar en esta cruzada: siendo voluntarios en un refugio animal; organizando una colecta para conseguirles comida y materiales a los centros que acogen animales de compañía; o difundiendo el mensaje a través de nuestras redes sociales, para que las personas dejen de abandonar sus mascotas y recuerden que al adoptar a un perro o gato, han adquirido un nuevo miembro de su familia del cual son responsables.

 

Por: Juan Carlos Ugarelli

Share the Post:

Related Posts