Día del Medio Ambiente: Frenemos la contaminación por plásticos

El Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora el 5 de junio. Es una gran oportunidad para fomentar la conciencia mundial y la acción por el medio ambiente. En 2023, el tema de esta celebración es “Sin contaminación por plásticos”.

El Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora el 5 de junio. Es una gran oportunidad para fomentar la conciencia mundial y la acción por el medio ambiente. En 2023, el tema de esta celebración es “Sin contaminación por plásticos”.

 

Este año marca el 50 aniversario del Día Mundial del Medio Ambiente, día establecido por primera vez por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972. En los últimos 50 años, este día internacional ha llegado a convertirse en una de las plataformas mundiales con mayor alcance en favor de las causas ambientales.

 

Sin contaminación por plásticos

 

Más de 400 millones de toneladas de plástico se producen en el mundo cada año, de los cuales la mitad se conciben para una vida útil de un solo uso. Menos del 10% se recicla. Se estima que entre 19 y 23 millones de toneladas de desechos plásticos terminan cada año en lagos, ríos y mares.

 

Asimismo, los microplásticos (partículas plásticas cuyo diámetro es inferior a 5 mm) invaden los alimentos, el agua e incluso el aire. Los productos plásticos de un solo uso que resultan desechados o quemados no solamente perjudican a la salud humana y la biodiversidad, sino que igualmente contaminan todo tipo de ecosistemas, desde los picos de montaña hasta el lecho marino.

 

Es posible hacer frente al problema de la contaminación por plásticos si se aprovechan los avances científicos y las soluciones existentes. Para resolver esta crisis, es necesario que los gobiernos, el sector privado y demás partes interesadas amplifiquen e implementen medidas eficaces. Por tal motivo, resulta primordial que el Día Mundial del Medio Ambiente movilice medidas ambientales transformadoras en todos los rincones del mundo.

 

Nuestro planeta se ahoga en un mar de plástico

 

Si bien el plástico tiene algunos usos valiosos, nos hemos vuelto adictos a los productos de plástico de un solo uso, con graves consecuencias ambientales, sociales, económicas y para la salud.

 

En todo el mundo se compran un millón de botellas de plástico cada minuto, al tiempo que se utilizan hasta 5 billones de bolsas de plástico al año.

 

Aproximadamente el 36% de todos los plásticos producidos se utilizan en empaquetado, incluidos los envases plásticos de un solo uso para alimentos y bebidas, de los cuales aproximadamente el 85% terminan en vertederos o como desechos no regulados.

 

8 acciones para lograr mares limpios

 

Hay muchas acciones que todos los ciudadanos podemos llevar a cabo para lograr que los mares estén limpios y libres de contaminación por plásticos.

 

Limpia una playa. Si vives cerca de la costa, únete a las jornadas de limpieza de playas en tu área. O lleva a tu familia a dar un paseo por la playa e inicia tu propia limpieza.

 

Limpia un río. Los ríos son vías directas de transporte de los desechos plásticos hacia los océanos. Únete a una limpieza de ríos o toma la iniciativa de organizar una.

 

Compra sostenible. Cuando salgas de compras, elige alimentos sin envases de plástico, lleva una bolsa reutilizable, compra productos locales y rellena los recipientes que ya tienes para reducir tus desechos de plástico y el impacto en el medio ambiente.

 

Prueba un estilo de vida de cero desechos. Invierte en productos sostenibles y respetuosos con los océanos: tazas de café, botellas de agua y envolturas de alimentos, todos reutilizables. Considera comprar alternativas sostenibles a las necesidades diarias, tales como cepillos de dientes de bambú y barras de champú.

 

Viaja sostenible. Durante las vacaciones, trata de controlar tu consumo de plásticos de un solo uso. Lleva tu propia botella reutilizable para beber y utiliza cremas solares seguras para los arrecifes, que no tengan microplásticos.

 

Sé agente de cambio. Pide a los supermercados, restaurantes y proveedores locales que se abstengan de utilizar envases de plástico, que rechacen los cubiertos y pajitas de plástico. Pide a tus autoridades locales que mejoren la manera en que gestionan los desechos.

 

Vístete sostenible. La industria de la moda produce el 20% de las aguas residuales mundiales y el 10% de las emisiones mundiales de carbono. Esta cantidad de contaminación sobrepasa la de todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo combinados. Procura comprar líneas de ropa sostenibles, prendas de segunda mano (vintage) y, sobre todo, repara tu ropa en lugar de desecharla.

 

Elige productos de cuidado personal libres de plástico. Los productos de cuidado personal son una fuente importante de microplásticos, los cuales arrojas a los océanos desde los desagües de tu baño. Busca alternativas sin plástico a tus limpiezas faciales, crema de día, maquillaje, desodorante, champú y demás productos diarios.

 

Por: Juan Carlos Ugarelli

Share the Post:

Related Posts