“Hay que visibilizar los problemas de salud mental y quitarles el tabú”

El Doctor Christian Kcomt es un psiquiatra radicado en Pensilvania, Estados Unidos, que cree en el equilibrio de todos los aspectos de la vida de sus pacientes: biológicos, mentales, emocionales y espirituales, para lograr la verdadera salud. En esta entrevista para el blog de 3Love Inc. conversamos sobre la importancia de la salud mental, los distintos tipos de tratamiento que contribuyen a generar un mayor bienestar en las personas, entre otros temas.

El Doctor Christian Kcomt es un psiquiatra radicado en Pensilvania, Estados Unidos, que cree en el equilibrio de todos los aspectos de la vida de sus pacientes: biológicos, mentales, emocionales y espirituales, para lograr la verdadera salud. En esta entrevista para el blog de 3Love Inc. conversamos sobre la importancia de la salud mental, los distintos tipos de tratamiento que contribuyen a generar un mayor bienestar en las personas, entre otros temas.

 

Hoy más que nunca se habla de la importancia de la salud mental. ¿Cómo impacta la salud mental en la vida de una persona?

 

La salud mental no ha sido muy atendida en varios países, especialmente en Perú y otros países de Latinoamérica. Hoy por hoy, en Estados Unidos la depresión y la ansiedad son la causa número 1 de discapacidad laboral. Ya sobrepasó a los problemas cardíacos y otros problemas de salud. Entonces hay mucha más atención a este tema. La salud mental es importantísima, porque impacta tu vida laboral, tu vida social y tu vida personal. Es muy importante tener eso en cuenta.

 

¿Cómo puede identificar una persona que hay algún aspecto de su salud mental que podría mejorar y que requiere ayuda?

 

Cuando la línea divisoria entre estados de ánimo, de tristeza, de estrés, etc. ya se convierte en un desorden depresivo y de ansiedad, es cuando ya afecta tu funcionalidad laboral y social. Cuando debido a esos síntomas de depresión y ansiedad no puedes funcionar laboralmente o socialmente, ese es uno de los criterios que ya se convierten en un desorden depresivo o desorden de ansiedad.

 

¿Cómo se puede lograr un balance adecuado entre todos los aspectos de la vida de una persona: físico, mental, emocional y espiritual?

 

Yo estudié medicina en Perú y psiquiatría en Estados Unidos, pero aparte mi objetivo era ser siempre más holístico, más integrador en mi tratamiento. Eso me llevó a estudiar con el Doctor Andrew Weil, que se encarga de todo lo que tiene que ver con Medicina Integrativa en Estados Unidos. Y también estudié con el Doctor Deepak Chopra, que se encarga de la medicina ayurvédica, que es la medicina de la antigüedad de la India, que combina yoga, meditación, alimentación, suplementos y vitaminas. Entonces aquí en el Center for Wellbeing sí usamos medicamentos, en caso se necesite, pero a la par también recomendamos una alimentación sana de acuerdo a los problemas que tengas, también ejercicios, suplementos, vitaminas y minerales, yoga, meditación y también terapia de Reiki o de sanación. Entonces complementamos todo eso para hacer un tratamiento integral.

 

¿Entonces la medicina holística integra todos los aspectos de la vida de una persona?

 

Exacto. La Medicina Integral es inclusiva, no es exclusiva. Por eso para una persona con depresión, dependiendo de la depresión que tenga le puedo dar medicamentos o fármacos y a la par le doy una dieta especial para la depresión, ejercicios especiales para la depresión, también le damos vitaminas y tipos de medicación para la depresión. También hacemos exámenes de sangre, porque es sabido que las deficiencias de muchas vitaminas y alteraciones de hormonas causan depresión. La depresión solamente es un síntoma y hay que investigar cuál es la fuente. Por lo general son tres tipos de fuente. Uno: es un problema genético, un balance bioquímico del cerebro. Dos: podrían ser traumas psicológicos de su niñez, como tipos de abuso físico, mental y sexual que no se han procesado. Y tres: son desórdenes como falta de vitaminas, falta de minerales o problemas hormonales que causan depresión.

 

¿Podrías comentarnos algunas de las terapias o tratamientos que realizas con tus pacientes para mejorar su salud mental?

 

Para que la curación sea real y duradera, hay que tratar los síntomas desde cuatro aspectos: el aspecto físico, con medicinas si se necesita, vitaminas, nutrición, ejercicios; el aspecto mental, con psicoterapia en caso tenga problemas de abusos mentales, físicos o sexuales en su niñez; el aspecto emocional, con psicoterapia y también técnicas emocionales; y el aspecto espiritual, que no está adherido a ninguna religión, sino que la espiritualidad significa cómo uno se relaciona con el universo. Hay diferentes técnicas, también hacemos Reiki, que está basado en información y conocimiento ayurvédico, basado en los chakras. El Reiki es una alineación de los chakras. Siempre le digo al paciente: “Esto no es nada científico, no hay artículos en revistas médicas, pero al menos hay que estar abierto a eso y probar, porque no es nada invasivo y no pierdes nada”. Por experiencia propia, es muy relajante y muy sanador. También probamos mucho la técnica de meditación, eso es lo principal. Ninguna persona que ha conseguido algo en la vida no ha tenido una técnica de meditación, es imposible. La meditación te centra y te hace ser más “self-aware”, como se dice en inglés, es decir, darte cuenta que te das cuenta de las cosas.

 

¿Cómo se puede contribuir a crear mayor conciencia en la sociedad sobre los problemas de salud mental en niños y adolescentes?

 

Lo primero es visibilizarlo. Hace muchos años, en la época de mis abuelitos, los problemas de salud mental eran un tema tabú, del que no se hablaba y hasta se escondía. Pero todos somos seres humanos y tenemos cosas que hay que mejorar. Entonces más que nada se debe educar a los padres para que ese problema del niño se visibilice y, al visibilizarlo, ya se puede tratar de manera adecuada, sin crear ningún problema ni sentido de culpa en el niño. Muchas veces, se confunde y se dice: “Alguien tiene depresión, entonces vamos a salir al cine o a comer algo, para que se despeje”, pero cuando la depresión ya se convierte en un trastorno de depresión, cuando ya hay un desbalance químico en tu cerebro, ya no es suficiente salir al cine, ¿verdad?

 

¿Cuál es el papel que deben desempeñar los padres de los niños y adolescentes con problemas de salud mental, para ayudarlos a mejorar y recuperarse?

 

Lo primero es reconocer que tener problemas de depresión, de ansiedad, de bipolaridad, de esquizofrenia o de psicosis es una enfermedad, como la diabetes, la presión alta, problemas de tiroides, etc. Y por lo tanto, necesita un tratamiento. Hay que quitarle el tabú a ese tipo de problemas mentales.

 

Por: Juan Carlos Ugarelli

Share the Post:

Related Posts