El amor de Andrea por la actuación

Andrea Moreno Sáenz es una actriz con Síndrome de CHARGE, un tipo de discapacidad intelectual. Ella nació hace 32 años en Estados Unidos y actualmente vive en Lima, Perú, donde ha participado en varias obras teatrales. Ella ha encontrado en el teatro una pasión y un proyecto de vida.

Andrea Moreno Sáenz es una actriz con Síndrome de CHARGE, un tipo de discapacidad intelectual. Ella nació hace 32 años en Estados Unidos y actualmente vive en Lima, Perú, donde ha participado en varias obras teatrales. Ella ha encontrado en el teatro una pasión y un proyecto de vida. En esta entrevista para el blog de 3Love Inc. conversamos con Andrea sobre su amor por la actuación y su experiencia como actriz.

 

También conversamos con Andrea y su mamá, Liliana Saénz, sobre sus próximos proyectos. Actualmente Andrea asiste a Capaz Perú, una asociación interdisciplinaria que promueve la valoración de diversas capacidades en el sector cultural, educativo y organizacional a través de las artes y otras metodologías participativas; impulsando el modelo social de la discapacidad con enfoque de derechos. Allí, Andrea y sus compañeros vienen preparando con mucho entusiasmo y dedicación una versión libre de “Romeo y Julieta”, que se presentará en junio.

 

¿Desde hace cuánto tiempo eres actriz?

 

Andrea: Desde hace bastante tiempo. Desde los 17 años.

 

¿Cómo así nació ese interés en la actuación?

 

Andrea: Me gusta el mundo de la actuación. Me parece bonito. Me encanta cuando mi familia me va a ver al teatro.

 

Cuéntanos sobre tu experiencia en la Escuela de Teatro Musical “Liberarte”.

 

Andrea: En “Liberarte” hice algunas obras. Hice de Merlina en la obra “Los locos Addams”. Tuve dos profesores de canto. Fue difícil, pero me ayudaron mucho.

 

¿Qué tal fue esa experiencia para ti? ¿Te gustó?

 

Andrea: Sí, fue bonito.

 

¿Qué es lo que más te gusta cuando estás sobre el escenario en una obra teatral?

 

Andrea: Me gusta estar con mis compañeros. Y también me gustan los aplausos del público.

 

Cuéntanos sobre tu experiencia con Capaz Perú.

 

Andrea: En Capaz también he hecho algunas obras, el año pasado hicimos “La casa de muñecas”.

 

El año pasado estuviste en la inauguración del Encuentro de Artes y Discapacidad en el Centro Cultural de España. ¿Qué sentiste al compartir ese espacio con otros artistas que también tienen discapacidad?

 

Andrea: Me sentí feliz, contenta. Aprendí muchas cosas. Nos ayudó bastante el coreógrafo. Hice una nueva amiga, que no escucha pero usa el lenguaje de señas.

 

Me imagino que has hecho muchos amigos gracias al teatro.

 

Andrea: Sí, he hecho muchos amigos.

 

Liliana (mamá de Andrea): El mundo de Andrea es el teatro. Es su proyecto de vida. Su enfoque y su prioridad es el teatro.

 

¿Actualmente estás ensayando una nueva obra, verdad?

 

Andrea: Sí, “Romeo y Julieta”. Lo estamos haciendo con Capaz.

 

Cuéntanos cómo van los ensayos y los preparativos para la obra.

 

Andrea: Vamos a hacer una versión libre de la obra. En marzo nos van a dar los textos y la obra va a ser en junio.

 

Liliana: Va a ser una obra que defiende los derechos de la sexualidad de las personas con discapacidad. Ahora están en la etapa de preparación psicológica, porque en Capaz quieren defender el derecho de que los chicos con discapacidad se pueden enamorar, porque ellos se enamoran y sienten igual que nosotros. Incluso nosotros como padres a veces nos hemos puesto límites, pero en Capaz nos han dicho que debemos pensar que nuestros hijos tienen el mismo derecho que nosotros a hacer su vida, a tener pareja, a casarse. Y eso es lo que va a abordar esta obra, que ellos tienen una vida más allá de lo que la gente ve.

 

¿Cuál es tu sueño como actriz? ¿Tienes alguna meta que te gustaría cumplir?

 

Andrea: Me gustaría seguir el ejemplo de mi actriz favorita, Cecilia Tosso. Ella hace teatro también.

 

¿Qué debemos hacer en la sociedad para integrar más a las personas con discapacidad?

 

Andrea: Darnos más oportunidades.

 

Liliana: A veces ella ve una serie o un programa donde aparece un chico con discapacidad, ella se emociona y dice: “Yo quiero eso, yo quiero estar ahí”. O ve que hay chicos con discapacidad que viajan llevando una obra de teatro a otros países y dice “Yo quiero eso”. Ella anhela esa independencia. Ella tiene una frustración, ella quiere trabajar pero no hay trabajo para los chicos con discapacidad. Ellos también tienen la capacidad de hacer muchas cosas, pero no se les da la oportunidad. No hay esa puerta abierta, no hay esa inclusión. Eso es lo que necesitamos de la sociedad: que sea más inclusiva. Mi hija tal vez no podría ir a una universidad y sacar un título, pero ella ha demostrado a los 32 años lo difícil que fue para ella vivir y ahora ha logrado caminar, porque antes no podía caminar, con inyecciones ella ha crecido, incluso necesitó terapeuta del lenguaje para hablar y ahora habla los dos idiomas: inglés y español. Mi meta ahora es que ella se desarrolle. Y hemos encontrado en el teatro un mundo bonito, que a ella le encanta. Cuando actúan, los chicos transmiten una gran felicidad. Cuando ella actúa, la veo que se siente realizada y feliz.

 

Por: Juan Carlos Ugarelli

Share the Post:

Related Posts